Oggetto: HONDURAS: Acto Criminal contra Defensora DD.HH



Nota de Prensa

El Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) observa con mucha preocupación el atentado a la vida que sufriera la Señora GREGORIA FLORES, actual Presidente de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH), el día de ayer lunes 30 de junio en la ciudad de Tela, Departamento de Atlántida, personas armadas realizaron disparos en un aparente enfrentamiento con miembros de la Policía, hecho en el que la Señora GREGORIA FLORES salió herida de bala.

La Señora GREGORIA FLORES, esta nominada por La Corte interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como testigo en el caso 12.387 ALFREDO LOPEZ que se promueve contra el Estado, caso por el que se ha llevado a la etapa contenciosa al Estado de Honduras por suponerlo responsable de privación de libertad y haber prohibido, a la victima, comunicarse en su lengua mientras era mantenido en prisión.

Los datos preliminares brindados por las autoridades locales indican que un vigilante privado fue la persona que disparo a otra persona que supuestamente había cometido intento de robo en el establecimiento comercial en donde él estaba trabajando.

Antecedentes
El Estado de Honduras no asume sus obligaciones en materia de derechos humanos con la diligencia que corresponde a todo Estado responsable y sobre todo representante de los intereses de toda la sociedad y no de sectores de poder que manipulan la justicia propiciando la impunidad; hechos en los que se atenta contra testigos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos no son nuevos en el país, el año de 1988 fue asesinado MIGUEL ANGEL PAVON SALAZAR quien fuera testigo ante la Corte Interamericana de Derechos
Humanos en los casos de Manfredo Velásquez y Saúl Godines, razón por la que el caso de GREGORIA FLORES debe ser investigado y poner los resultados de la investigación ante la opinión publica nacional e internacional y llevar a los culpables de este hecho criminal ante los tribunales para que se les juzgue en el marco de lo estipulado por la ley, si en el pasado los culpables del crimen de MIGUEL ANGEL PAVON eran miembros de las estructuras represivas del Estado que su intención era crear temor acaband

Días antes en un foro desarrollado en la ciudad de Tegucigalpa con representantes de AMNISTIA INTERNACIONAL, la defensora de los derechos del pueblo negro manifestó su preocupación por lo que estaba sucediendo a los defensores (as) de derechos humanos y su inquietud era “y a nosotros quien nos defiende cuando estamos en situaciones difíciles”

Contexto
El contexto bajo el que se presenta este hecho criminal es de construcción de miedo y persecución administrativa y selectiva del Estado en contra de defensores de derechos humanos, luchadores sociales, abogados, fiscales, jueces y sobre todo de una perdida de independencia de la judicatura frente a delitos que comprometen la responsabilidad internacional del Estado, no es casual que los jueces y magistrados renuncien frente a esta falta de independencia y clima de temor, incluso temor a perder la vida y que los
victimarios sean favorecidos.

Contexto de impunidad evidente en la muerte de defensores de derechos humanos ligados a causas justas, actitud soberbia y prepotente de funcionarios públicos encargados de hacer cumplir la ley que limitan la acción del delito al condicionante elitista que amenaza a los pobres a quedarse sin la posibilidad de que el Estado los proteja frente a los actos punibles de sus agresores, instituciones que están obligadas a garantizar su independencia y no tienen temor alguno de exhibir en sus vehículos para patrullar
calles, los logotipos del sector empresarial que los dona pese a que la ley prohíbe la dadiva con el afán de hacer pareja la aplicación de la ley, o equipo tecnológico para la prueba ocular donado para favorecer la investigación elitista que a convertido a la policía de investigación en una empresa al servicio de quienes pueden otorgar estas canonjías.

Este contexto de impunidad que se acomoda como una enfermedad que incomoda a los oprimidos no se puede justificar en una democracia, este contexto en donde los pobres no encuentran justicia, no es democracia y hoy que utilizamos, de nuevo este recurso para denunciar este bochornoso acto criminal, cumplimos mas de tres años que denunciamos a funcionarios vinculados a las estructuras de muerte que existen en el país, recurso que aun no ha tenido respuesta pues todas la victimas son pobres, estamos a mas de 60 días
que denunciamos la muerte de mas de 261 mujeres y niñas, no hemos logrado respuesta en su mayoría son mujeres y niñas pobres y a 30 días que denunciamos 111 muertes que suponen son extralegales, todas la victimas de estos macabros crímenes en que se sospecha la responsabilidad del Estado son de personas pobres por eso, quizás, no halla respuesta, razón por la que exigimos:

a) Se investiguen y hagan publicas las circunstancias en las que fue herida de bala la dirigenta de la comunidad negra en Honduras, GREGORIA FLORES.
b) Se deduzcan las responsabilidades a quienes aparezcan como responsables de este acto criminal independientemente de su condición económica o publica.
c) Se proteja a la Señora GREGORIA FLORES durante y después de su condición de testigo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
d) A la comunidad Nacional e internacional manifestarse ante este hecho y pedir al gobierno de Honduras establezca las circunstancias en que se dio este acto criminal y se castigue a los culpables.
e) Si el responsable de este hecho es un vigilante privado el Estado deberá responder a que Empresa Privada pertenecía y bajo que licencia o autorización del Gobierno estaba trabajando, el arma estaba registrada o no.
f) Existió la otra persona que supuestamente pretendió cometer el delito de robo.
g) Si lo anterior fuera el caso esta autorizado para hacer disparos sin reparar los daños que causara a las personas particulares.

Tegucigalpa D. C 31 de mayo de 2005

LUCHAMOS POR LA PAZ DEFENDIENDO LOS DERECHOS HUMANOS Y LA JUSTICIA